Loading...

oían que algo lloraba, cuando vieron más de cerca no pudieron controlar su llanto….

Oían que algo lloraba, cuando vieron más de cerca no pudieron controlar su llanto

La naturaleza se ha visto afectada gracias a la intervención del ser humano, pues cada vez hay más santuarios naturales que son invadidos,  los animales que habitan en ellos se ven obligados a huir de su hogar y a pasar terribles peligros.animales que ha sufrido este tipo de maltrato y que se ha visto afectado es el perezoso. Estas criaturas son de una naturaleza noble y relajada, se alimentan de brotes de hojas y habitan en las selvas de Sudamérica.

A pesar de sus enormes garras, o dedos, esta especie no es para nada agresiva, lo cual los pone en mayor peligro cuando son arrojados lejos de su hogar.  Su nombre se debe precisamente a que duermen entre 15 y 18 horas al día, además que sus movimientos son sumamente lentos. Esto los convierte en víctimas perfectas para algunos depredadores.
 
 
Recientemente se dio un terrible caso, donde un perezoso hembra fue brutalmente atacada. Esto ha indignado a las redes sociales, ya que muchos sospechan que los responsables buscaban cazar de manera ilegal. 
 
 
El hecho ocurrió en Sarapiquí, Costa Rica, donde unos rescatistas escucharon ruidos extraños. Pensaban que se trataba de un animal moribundo, pero jamás se imaginaron lo difícil que sería ayudarlo. Se trataba precisamente de una perezosa, y no sabían cómo había llegado a las garras de algunos perros salvajes, quienes según sus investigaciones, fueron liderados por un grupo de cazadores. 
 
 
La pequeña perezosa lloraba y gritaba del dolor, pues uno de sus brazos estaba demasiado herido. Se podían ver sus músculos y huesos a través de la carne ensangrentada.
 
 
Apenas y podía moverse, sus gritos llenaban a los rescatistas de desesperación. Los ojitos de la criatura indefensa se llenaban de lágrimas; parecía que había abandonado toda esperanza. 
Cuando los rescatistas trataron de ponerla en una jaula o de cargarla para ayudarla, la perezosa, a quien llamaron Tina, emitió un desgarrador sonido. Cada vez que alguien intentaba moverla aumentaba su dolor. 
 
 
Rápidamente, la trasladaron a un rancho de Heredia, donde una asociación de rescatistas profesionales y veterinarios muy preparados se hicieron cargo de la pequeña hembra. Tuvieron que operarla de emergencia para poder salvar su brazo, el cual estaba roto y sumamente infectado. 
 
La recuperación sería lenta y difícil, pero después de unas horas de procedimiento, Tina logró salir adelante. Los veterinarios estaban preocupados, pues pensaban que no sobreviviría, sin embargo, todos respiraron aliviados cuando vieron que Tina despertó.
 

La curaron también con antibióticos y cada día rehabilitaban su brazo. Cuando menos lo esperaban, Tina ya podía balancearse nuevamente ¡Era casi un milagro! Fueron cinco largos meses los que tuvieron que pasar para que este animalito quedara como nuevo.

class=”separator” href=”https://1.bp.blogspot.com/-7_l7uOhSYi0/WUXNt1zKctI/AAAAAAABg7M/D-ZBRunzQYkBqHqNw1RgZ3tDCdKmrcOJwCLcBGAs/s1600/8.jpg”>Después de la espera, Tina está lista para volver a su hábitat natural y el mundo entero celebra su milagrosa recuperación.

Loading...